MusIdeas
Niños con tapitas


        En este caso presentamos un instrumento pequeño. Además de los golpes acordados que deben darse hay que cumplir con un objetivo que no es tan obvio como parece: acertar en el lugar correcto. Con su empleo estimulamos el buen uso de la musculatura fina y, desde luego, la red neuronal que la maneja.

Material

        La presente actividad de percusión está pensada inicialmente para niños de corta edad. Muchos envases de líquido traen tapas que poseen rosca: agua mineral, gaseosa, agua saborizada, etcétera. En rigor no nos interesa la rosca sino que la misma está asociada a una altura interesante para nuestro propósito. Para realizar esta MusIdea se requieren dos tapitas.

El toque

        Sosteniendo cada tapa en una mano se las hace golpear entre sí, la zona de la rosca quedará hacia adentro, es decir que la percusión se produce entre las partes planas. Al instante se notará el excelente timbre resultante. Éste podrá ser modificado por el material y por el modo de toque. Con respecto a esto último háganse pruebas obturando, siempre con la mano, la apertura de las tapas. Con cierta habilidad en la obturación pueden obtenerse pequeñas melodías.


        Buscando timbres, con algo de paciencia, se logran sonidos de: caballos, cajas chinas, claves, gotas de agua que caen y muchos más; es interesante tratar que, a partir de una consigna, cada niño indague sobre las posibilidades de estas tapitas sonoras.
        Es buen instrumento para jardín y aún más pequeños. Una variante, observada espontáneamente en los infantes, es el golpe de las tapitas contra el piso o un banco de madera.

Estética

        Lo mejor es trabajar con tapitas decoradas por los mismos niños. Podrán pintarlas con témpera, pegarles trocitos de papel de revistas, colocarles lana o hilo como para imitarle una cabellera.
        Y si no hay recurso alguno quedarán como vinieron al mundo, no es malo ni le quita potencia a la actividad. Simplemente que la decoración es un contenido en sí mismo, de buena riqueza educativa.

Principio sonoro

        Estamos frente a un idiófono de entrechoque. La potencia sonora está dada por el tipo de material -lata, plástico, cartón- y en la resonancia dentro de las tapas. Es buena idea mostrar a los niños qué ocurre si se las rellena con papel; recordemos que esto ocasiona la casi anulación de la cavidad resonante con lo cual queda mucho más expuesto el sonido del material en sí mismo.

Finalmente

        Las tapitas las hemos probado personalmente en niños menores de tres años, los resultados han sido estupendos.
        En caso de trabajar con niños con problemas de aprendizaje o coordinación motora aconsejamos iniciar la actividad sólo con una tapa golpeada contra un banco. Luego es posible usar las dos a escasa distancia. Presencias no participa de la idea de forzar los tiempos, preferimos un contenido bien asimilado que dos desechables
        Por último es para tener en cuenta el empleo de dos tapitas diferentes.




© by Pablo Bensaya para Presencias de Música. Ciudad Autónoma de Buenos Aires, R. Argentina, todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción sin el permiso del autor