Cantos Presencias
Las frutas



La mandarina
le dijo a la banana,
y la ciruela
le dijo al durazno,
son las frutas
muy sanas de verdad.

Y el damasco
le dijo a la manzana,
y la frutilla
le dijo a la frambuesa,
son las frutas
que lavas siempre bien.

[interludio]

Y la naranja
le dijo a la mora,
y la sandía
le dijo al quinoto,
son las frutas,
mejor de estación.

Y el pomelo
le dijo a la pera,
el verde kiwi
le dijo a la uva,
son las frutas,
salud al natural.
_____________________
Sugerencias

Recomendado: 3-8 años
Idea básica: Ayudar en el reconocimiento y jerarquización de las frutas
Sonidos: Do# - Re - Mi - Fa# - Sol# - La

        Comparte música con el canto Las verduras. Fruta: fruto comestible de ciertas plantas cultivadas; p. ej. la pera, la guinda, la fresa, etc. [gentileza rae.es]. Es este un contenido regularmente poco trabajado en la escuela y de importancia creciente para el diario vivir. No es difícil demostrar esto, simplemente debemos interrogar a niños de diez o doce años acerca de sus conocimientos de las frutas y nos toparemos con la realidad: no saben. Y es allí cuando uno entiende que la educación tiene huecos severos y peligrosos, es que estamos hablando de cosas que deben saberse porque forman parte de una vida mejor, no son agregados ociosos ni intrascendentes.
        Probablemente, una educación con visión de futuro deba contemplar, entre otros recursos de largo plazo, los cantos infantiles educativos, para trasmitir idóneamente estos conocimientos. Y no es que los cantos digan de modo pormenorizado los contenidos a incorporar, nada de eso, sirven como ayuda memoria y disparadores del conocimiento detallado y preciso. Vale decir, que si el docente desarrolla sus clases sobre, en este caso, las frutas, y las apoya con el canto, éste se constituirá con el correr del tiempo en punta de lanza para recordar lo aprendido; en principio, bien llevado esto que decimos, existen sobradas pruebas de tal comportamiento de los cantos. Por tales motivos, como todo recurso educativo, tiene que planearse adecuadamente en qué momento habrá de impartirse, más allá de que un canto, por su propia naturaleza, puede se abordado siempre; sin embargo insistimos en que si se los aplica en el momento oportuno su poder educador y multiplicador de conocimientos quedará completamente potenciado.
        El mundo de las frutas puede quedar amplio y pródigo cuando le aportamos el enfoque musical ya que tenemos los nombres, luego buscamos sus formas, si cabe, y finalmente lo cantamos. Es lo que llamaríamos una educación integral, haciendo eje en el objeto observado desde distintas posiciones.
        Un niño actual no puede desconocer algo tan importante como las frutas, y no se trata de hacer técnicos ni mucho menos, ni siquiera aceptables conocedores, sencillamente la idea es que puedan reconocerlas por sus aspectos exteriores y que, además, conozcan mínimamente los básicos modos de empleo.

El canto

        Melodía muy pegadiza que combina grados, pequeños saltos y repeticiones. Su forma es A A B con cuatro compases por tramo. Los niños la aprenderán rápidamente ya que no ofrece resistencia alguna para ser bien memorizada.
        La letra requiere que el docente se ocupe de verificar que los nombres son los empleados en su región, de no ser así deberá proceder a reemplazar los que sean pertinentes, recordando que cuando faltan sílabas para completar el metro puede incorporarse algún adjetivo, el verde kiwi, por ejemplo, para completar cuatro notas; en general hay que evitar el melisma, sin embargo, cuando no hay otro camino no debe dudarse en su empleo, tratando en lo posible de no superar las dos notas. Todo es cuestión de que el docente trabaje a conciencia y que busque los mejores lugares para ubicar acertadamente los nombres.
        Las actividades vinculadas pueden ser tantas y de tal riqueza que sería interminable listarlas, igualmente señalemos que la base de dichas actividades está en que los niños accedan a las fotografías de las frutas y a sus principales características y procedencias. Una actividad de primer nivel es la dramatización, puede montarse una obra de teatro infantil breve haciendo que los personajes sean frutas con sus atuendos alusivos, lo interesante de una obra teatral es que pueden mencionarse detalles importantes (tiempo de siembra, modos de cosecha, principios básicos de la plantación de una semilla, etc.) que de otra manera serían difícil de trasmitir (estamos diciendo: trasmitir con la máxima atención por parte de los niños).
        Otra actividad excelente es la de convocar a los niños, en grupos o solos con ayuda de mamá o de otro integrante de la familia, a que busquen gráficos y fotos de las frutas, una vez aprendidas las formas puede alentárselos a que las dibujen y escriban acerca de ellas.


Nombre de las frutas mencionadas en el canto. Presencias.net

        La intro para niños es de elevadísimo interés ya que se ha elaborado sólo con dos notas y es difícil que algún niño no pueda con ella. Puede recurrirse a dos tubos sueltos, a dos botellas niveladas con agua, a dos varillas de aluminio como las del celestín (no tenga miedo de emprender el corte, con algo de método encontrará las notas, no es tan difícil), o a dos trozos de madera dura como las del palo de escoba (modo marimba). La parte del profesor es facultativa y, si procede, quedará muy bien la combinación dejando claro que es la parte de los niños la que deberá brillar.
        Los niños muy pequeños pueden balbucear, tararear, balancearse, palmear, ya sabemos (hemos dicho decenas de veces que la demostración de este tipo de participación en los niños muy pequeños es equivalente a cantar) que lo estructural es que participen y recorran el sonido de los nombres y las fotos y gráficos asociados (trabajamos en bien y favor de los niños, no de autoridades ávidas de estereotipo).
        La percusión se ha desarrollado en tres segmentos que responden a la forma general: intro - estrofa - puente. Se puede trabajar con platillos, caja china, pandereta y palmas. Tempo recomendado Negra = 99.

Notas para flauta, teclado, guitarra...


Tablatura para guitarra


Para flauta dulce


Intro / Interludio a dos voces





© by Pablo Bensaya para Presencias de Música. Ciudad Autónoma de Buenos Aires, R. Argentina, todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción sin el permiso del autor