MÚSICA Y ADOLESCENCIA
EDUCACIÓN MUSICAL
PABLO BENSAYA
INTERNET, 2000, presencias@hotmail.com
ORIGINAL, DER. RESERVADOS POR LEY 11723, ARGENTINA


La Rutina

Veremos aquí una dinámica para romper con la rutina. Si bien se trata de una situación que no podrá ser repetida asiduamente, resultará útil para ensayar nuevas maneras de abordar una clase. Yo mismo la explico con un toque de dramatización. Allí va.

        El lunes, como de costumbre, Ud. impartirá sus clases regulares. Tal vez en este mismo momento se encuentre buscando material para satisfacer los contenidos; al fin y al cabo, nuestro cotidiano trabajo. Pero... ¿Qué le parece si intenta, al menos por una vez, cambiar la rutina? Imagine la siguiente escena: usted entra a clases y dice "Hoy vamos a ver cómo me imitan ustedes", acto seguido se sienta cómodamente en el lugar de algún alumno. Deja pasar unos minutos -esto impactará mucho a los jóvenes- y dice "Vamos, acuerden entre ustedes para ver quién hace el papel de profesor, tienen la libertad que deseen para imitarme en todo".
        ¿Pero qué puede salir de bueno con esto? Inicialmente advertirá que hay mucha timidez, luego, cuando los jóvenes comprendan la consigna se verán algo alborotados; es un alboroto de júbilo: tienen ganas de hacerlo y de decir muchas cosas, esas cosas que nunca pudieron decir, pero Ud. los ha tomado por entera sorpresa. Cuando realmente comiencen a imitarlo, se iniciarán, seguramente, las risas y usted también tendrá derecho a preguntar o a hacer bromas tal como ellos lo hacen.


        Este último punto es de gran riqueza. Llamará la atención de los jóvenes cuando ellos también se vean imitados.

        Desde luego que esta dinámica no puede ni debe agotarse en una clase, hacerlo sería desaprovechar la oportunidad de una relación más intensa y compresiva por ambas partes.
        Resulta interesante trabajarla en tres módulos o clases según el tiempo o la situación curricular.

Los Módulos

Primero. Es el ya enunciado, supone la presentación y la acción de la dinámica. Sin embargo falta el eje temático. El rock me parece un buen eje. Ud. compórtese con sus conocimientos actuales, pregunte y opine casi como entre amigos. Digo casi porque no puede herir a los jóvenes si no gusta de esa música. (Aunque seamos sinceros, el rock es la música del mundo que a ellos les toca vivir, si le disgusta, debería hacer el intento por acercarse más a ese tipo de expresiones)
        La consigna para el segundo módulo puede ser lanzada sobre el final de la clase. La consigna podría ser: Analicemos el rock de los '90.

Segundo. Fieles a la consigna y usted como 'alumno' deberán analizar que ocurrió durante la década. La consigna para este módulo es simplemente una solicitud de orden. Que debatan y opinen pero en términos 'civilizados'.


        La consigna para el último módulo sería: Conclusiones de los dos primeros módulos en términos temáticos, es decir, el rock. Agregando a esto una discusión sobre el estilo dinámico propuesto.

Tercero. Usted, en este módulo, seguirá sentado en el lugar de un alumno pero habrá de comportarse como docente. Es muy decisiva esta parte del trabajo, deberían surgir ideas de cómo debe ser la clase de música según ellos.

        Una buena idea es grabar todos los módulos, ulteriormente pueden elaborarse trabajos sobre la base de lo dicho y presentarlos a todo el Establecimiento Educativo.
        Es un rol invertido, una dramatización que tal vez aporte más resultados positivos de los que uno supone. Es probable que note mucha alegría y escasa violencia. Vale la pena trabajar esta dinámica.