LEYES EDUCATIVAS DE INDIAS
LIBRO PRIMERO, TÍTULO 22
REYES Y MANDATARIOS ESPAÑOLES
CARLOS II, 1681, MADRID, ESPAÑA
ORIGINAL ADAPTADO [1]


Recopilación de Leyes de los Reinos de las Indias. Mandadas imprimir y publicar por la Majestad católica del rey don Carlos II, nuestro señor. Va dividida en cuatro tomos, con el Indice general, y al principio de cada tomo el Indice especial de los títulos que contiene

PRESENTACIÓN

De la gran cantidad de leyes de indias que produjera España durante los años de su dominio sobre las Américas, presentamos aquí una recopilación referida al ámbito educativo. Se trata de cincuenta y siete leyes que abrazan un período de dos siglos (1550 - 1670) y cuyo orden es temático, al menos el mismo tipo de asunto, antes que cronológico.
        El texto mismo es harto elocuente como para quedar eximidos de comentarios "aclaratorios", sin embargo al conservarse buena parte de su ortografía antigua pueden, estas leyes, volverse lentas para su comprensión, tarea nada difícil si se dedica el tiempo adecuado para su correcta asimilación. Creemos, junto al recopilador actual, que no deben alterarse los rasgos idiomáticos básicos, los originales, ellos dan al texto de estas leyes o decretos ese sabor arcaico que nos obliga de inmediato a palpar la cercanía de aquel mundo que necesitamos recomprender en términos de urgencia existencial. Por otro lado es importante que las generaciones tengan acceso a estos materiales con la menor adulteración posible.
        Las correcciones han sido realizadas por el revisor actual (ver al pie) cuestión de acercar el texto al lector moderno, aún así no resultará simple el entendimiento de muchos pasajes, es recomendable para quienes se sientan novatos en estos temas que recurran a un diccionario de época para tener certeza del sentido de algunas palabras que han cambiado su significado; este tipo de diccionarios se encuentra en la Real Academia Española [2] o en nuestra Sección Idioma. Presencias modificó algunos acentos, una veintena de palabras y eliminó errores tipográficos, de todas maneras no es posible asegurar la ausencia de error.


        Seguros estamos de que el trabajo aquí presentado ayudará a que muchos educadores extraigan sus propias conclusiones con respecto al fundamento, y muchas veces la raíz, de varias de las leyes o usanzas actuales.
        Vemos oportuno alentar al docente para que reflexione junto con su grupo de adolescentes acerca de los contenidos del trabajo que ofrecemos. Podría montarse, además, una pequeña obra teatral en donde se dramatizaran algunas de las leyes, sobre todo aquellas cuyo tema es reiterado a lo largo de los años; aunque, claro está, nadie mejor que un docente a cargo para decidir y elegir, nosotros sólo estamos sugiriendo una actividad que entendemos altamente beneficiosa a partir de los 15 años de edad. Otra buena actividad es la de confeccionar tablas o índices con las palabras más empleadas, de esa manera podrán notarse mejor los intereses más relevantes que imperan en estas leyes teniendo en cuenta que algunos de ellos resultan muchas veces solapados por otros o que directamente subyacen, la otra cara de este trabajo consiste en advertir qué palabras-conceptos no aparecen nunca o lo hacen de manera confusa.
        Además de esta breve presentación, dividimos el original en dos partes y elaboramos el índice; no se ha alterado la numeración romana original ni el sistema de puntuación (son molestas las comas colocadas de esa manera pero hemos preferido no tocarlas).


        Muchos de nuestros males educativos tienen que ver con la ignorancia y la deficiente comunicación entre presente y pasado, tal vez el estudio de estas leyes arroje algo de luz sobre un terreno aún en penumbras [3].

ÍNDICE DE "LEYES EDUCATIVAS DE INDIAS"

Ley primera
Fundación de las Universidades de Lima, y México

Ley ii
Que en las Universidades particulares se guarde lo dispuesto para cada una

Ley iii
Que las Universidades guarden sus estatutos estando confirmados por el Rey, y los Virreyes no los puedan alterar, ni revocar sin justa causa y dando cuenta al Consejo

Ley iiii
Que la elección de Rector en Lima se haga cuando por ley se dispone

Ley v
Que los Virreyes no impidan a las Universidades la libre elección de Rectores y Catedráticos, y dar grados

Ley vi
Que en la Universidad de Lima sea el Rector un año Eclesiástico y otro Seglar

Ley vii
Que los Oidores, Alcaldes y Fiscales no sean Rectores

Ley viii
Que los Rectores de las Universidades de Lima y México puedan traer dos Negros lacayos con espadas

Ley ix
Que el Rector nombre Alguacil, que sea uno de los de Corte

Ley x
Que el Decanato de las Universidades se de al Doctor más antiguo, aunque sea Oidor

Ley xi
Que en la Universidad de Lima sea uno de los Consiliarios del Colegio Real

Ley xii
Que los Rectores de las Universidades de Lima, y México tengan la jurisdicción, que por esta ley se declara

Ley xiii
Que en cuanto a las preeminencias del Maestre-Escuela se guarde en México lo ordenado en Lima por el Virrey don Francisco de Toledo

Ley xiiii
Que los que recibieren grados mayores, hagan la profesión de la Fe

Ley xv
Que el que se hubiere de graduar jure la opinión pía de nuestra Señora, estando jurada por la Universidad

Ley xvi
Que los grados se den por el Maestre-Escuela en la Iglesia mayor

Ley xvii
Que dé el vejamen el Doctor más moderno de la facultad, y no se excuse sin causa, ni le den sin ser visto primero

Ley xviii
Que al examen secreto de los Licenciados entren los Examinadores, que por esta ley se declara

Ley xix
Que los Oidores, Alcaldes del Crimen y Fiscales entren por supernumerarios en los exámenes

Ley xx
Que al examen secreto de Licenciado no se halle quien no tenga voto.

Ley xxi
Que en los exámenes secretos arguyan los Catedráticos, o Doctores más modernos

Ley xxii
Que en el examen no se vote segunda vez, pena de nulidad del grado

Ley xxiii
Que al votar no se muestren las AA. ni las RR. so la pena de esta ley

Ley xxiiii
Que el Colegial Real que no lo hubiere sido dos años, no goce del privilegio del grado.

Ley xxv
Que el privilegio de graduarse por la mitad, no se entienda en la cena, ni comida

Ley xxvi
Que ninguna persona tenga lugar entre los Doctores y Maestros en actos públicos, ni secretos

Ley xxvii
Que los Oidores, Alcaldes, o Fiscales, que se incorporaren paguen la propina, como los demás

Ley xxviii
Que los Oidores, Alcaldes y Fiscales en las Universidades tengan el lugar que por la antigüedad de sus grados les perteneciere

Ley xxix
Que el Colegial de San Felipe que regentare la Cátedra de su Colegio, tenga asiento con el Claustro en actos públicos

Ley xxx
Que no se suplan cursos para grados a los Estudiantes

Ley xxxi
Que se guarde el auto de Gobierno sobre la dotación de Cátedras, y salarios de la Universidad de Lima

Ley xxxii
Que en la Universidad de los Reyes se funde una Cátedra de Prima de Teología en la Religión de Santo Domingo

Ley xxxiii
Que se acrecientan y sitúan dos Cátedras de Medicina en la Universidad de Lima

Ley xxxiiii
Que los Virreyes no depositen las Cátedras, y las dejen proveer, conforme a estatutos

Ley xxxv
Que las Cátedras y Ministros de la Universidad de Lima se paguen de los novenos, que se señalan

Ley xxxvi
Que a la Universidad de México se paguen los tres mil pesos situados en la Real Caja en lo procedido de arbitrios, como solían estar en los derechos de la Veracruz

Ley xxxvii
Que lo que se cobrare de Cátedras y Ministros se ratee entre todos

Ley xxxviii
Que las Cátedras se provean conforme a esta ley

Ley xxxix
Que las Cátedras se provean por oposición y votos

Ley xxxx
Que da forma en la provisión de las Cátedras de Lima y México

Ley xxxxi
Que asistiendo algún Oidor al acto de votar Cátedra, no prefiera al Rector, no le apremie a que vaya a su casa a dar los puntos

Ley xxxxii
Que los Catedráticos no se ausenten sin causa y licencia, so la pena desta ley, y forma della

Ley xxxxiii
Que la Cátedra de el proveído en Oficio, o Beneficio, que requiera residencia, vaque

Ley xxxxiiii
Que los Catedráticos enseñen el Misterio de la limpia Concepción de nuestra Señora

Ley xxxxv
Que los Virreyes nombren personas, que averigüen y castiguen a los que sobornan, y son sobornados en los votos de Cátedras

Ley xxxxvi
Que en las Universidades de Lima y México y Ciudades donde hubiere Audiencias Reales haya Cátedras de la lengua de los Indios

Ley xxxxvii
Que a los Doctores y Maestros Catedráticos se les de casa tasada, y por su dinero cerca de las Escuelas

Ley xxxxviii
Que el salario de los Preceptores de Gramática no se pague de la Real hacienda.

Ley xxxxix
Que en México haya Cátedra de las lenguas de la tierra, la cual se de por oposición a clérigos, o religiosos de la Compañía de Jesús, y porque estos religiosos no se oponen, nombre el Virrey quien los examine a parte

Ley L
Que no se den grados en el Convento de Santo Domingo de la Ciudad de los Reyes

Ley Li
Que los religiosos de la Compañía de Jesús puedan enseñar en su Colegio de la Ciudad de los Reyes la lengua Latina y otras, a las horas que se declara, y los Estudiantes no ganen curso, ni se gradúen en sus Estudios

Ley Lii
Que no se ganen cursos, ni den grados en el Colegio de la Compañía de Jesús de México

Ley Liii
Que los Religiosos de Santo Domingo en Filipinas puedan leer Gramática, Artes y Teología

Ley Liiii
Que la Cátedra de Latinidad de Santiago de Chile se funde en el Convento de Santo Domingo, y se pague de almojarifazgos

Ley Lv
Que los Religiosos de Santo Domingo del Quito lean en su Convento la Cátedra de lengua

Ley Lvi
Que los Prelados no den orden sacerdotal sin aprobación de el Catedrático de la lengua

Ley Lvii
Sobre diferentes puntos, que se han ofrecido acerca del gobierno de la Universidad de Lima

NOTAS
1. Presencias ha tomado este material desde la página del español Gustavo Bueno, director de Proyecto Filosofía en Español, www.filosofia.org. Recomendamos vivamente dicho sitio. Nosotros hemos alterado algo del formato original del documento, además corregimos los errores tipográficos detectados, se respetó casi siempre la expresión original del español antiguo, se acentuaron algunas palabras a fin de permitir una mejor comprensión dentro de un contexto que resulta difícil de por sí. Bueno nos dice sobre el final de su documento "Tomado de Recopilación de Leyes de los Reinos de las Indias. Mandadas imprimir y publicar por la Majestad católica del rey don Carlos II, nuestro señor. Va dividida en cuatro tomos, con el Indice general, y al principio de cada tomo el Indice especial de los títulos que contiene. En Madrid: por Julián de Paredes, año de 1681. Tomo primero, folios 110r a 121r. Se ofrece completo el libro primero, título 'veinte y dos', actualizando la ortografía."
2. La dirección de la Real Academia Española es: www.rae.es
3. Presentación escrita por Pablo Bensaya en noviembre de 1999 con modificación en octubre de 2000