EL CARNAVAL JUJEÑO
CULTURA POPULAR ARGENTINA
BACHILLERATO PROVINCIAL Nro. 21 [1]
SAN SALVADOR DE JUJUY, JUJUY, R. ARGENTINA
ORIGINAL


Colorido y belleza en los disfraces de carnaval. Gentileza del Gobierno de Jujuy

Presentación

Este trabajo, de autoría colectiva, resulta de interés por ser investigación de estudiantes, futuros bachilleres, de la zona en donde se produce cada año el importante y trascendente festejo del Carnaval. Vimos en él sinceridad y la impronta de quienes viven el acontecimiento como parte inseparable de su existencia. No esperemos aquí doctas comprensiones sociológicas ni imponentes deducciones, encontraremos, en cambio, varios elementos que por su cotidianeidad suelen estar ausentes de la bibliografía especializada en el tema.
        El documento original tenía problemas de presentación y errores de copiado, entendimos que valía la pena dar solución a las dificultades planteadas y poner así el material a disposición del usuario. Además, hemos agregado una partitura junto a su archivo midi, notas al pie, enlaces de interés y algunos cambios en el material gráfico.
        Es un texto didáctico que se presta admirablemente para el aula, desde trabajos grupales de investigación hasta la discusión con adolescentes acerca de los contenidos sociales de semejante evento comunitario.
        El Carnaval involucra muchas cosas pero sobre todo es libertad; ese momento en el que, por unos días, todos serán de la misma jerarquía, una misma carne, un sueño hecho efímera realidad.

Presencias, Ciudad de Buenos Aires, noviembre de 2003

Carnaval -árbol-

        Lo llaman científicamente cassia excelsa. Se origina en la selva tropical de Jujuy y Salta. Crece en los departamentos del sur y oriente jujeño.


        El carnaval es un árbol de hasta 7 metros de altura de amplia cepa muy ramificada, hojas caducas, verdes y buen follaje. Entre febrero y marzo el carnaval estalla en una hermosa floración amarillo-dorada de larga duración. Su fruto es una legumbre colgante, en forma de chaucha, levemente curvada de color oscuro.
        De madera blanda y oscura tiene escasa aplicación. Es un árbol eminentemente ornamental.

Carnaval en Jujuy -fiesta popular-

        El desarrollo del carnaval presenta características distintivas según la localidad que se considere. Aun en los pueblos de la Puna o la Quebrada, los festejos difieren bastante entre uno y otro sitio.
        Esta tradición festiva se encuentra también en otras regiones de América y muy probablemente sea Europa cuna de la misma. En cada lugar adopta una modalidad particular.


        En la Quebrada la fiesta fue introducida por los españoles y rápidamente adoptada por los indígenas.
        En la antigüedad era "el día de la plebe", es decir el único momento en que las diferencias de clases desaparecían ya que los señores aprovechaban esta circunstancia para comportarse como los plebeyos.
        En esta celebración se produce la liberación casi desenfrenada del hombre para manifestar así su rebelión frente a los esquemas sociales establecidos, a los privilegios, a las normas morales y a la sumisión ante el poderoso.

Diablada. Gentileza del Gobierno de Jujuy

        La figura que representa al carnaval es el diablo, pues él permite desprenderse de los aspectos negativos que estuvieron reprimidos durante todo el año.
        Los festejos en sí comprenden bailes, cantos, comidas y bebida en abundancia. Además incluyen algunas ceremonias que se repiten año tras año como el desentierro y entierro del carnaval. Este último simbolizaría el arrepentimiento y el fin del frenesí.
        En todo caso, en la tradición jujeña, se produce una libre asociación entre los valores de la religión cristiana y los rituales paganos.
        Sin duda alguna, el carnaval en Jujuy constituye un elemento fundamental para la atracción del turista.

Carnavalito -danza popular-

        Danza de origen incaico que se baila en la Quebrada de Humahuaca y en casi todo el norte de Salta y Jujuy, sin distinción de clases sociales. Es la forma más evolucionada, compleja y moderna de las grandes rondas colectivas prehistóricas.
        Se la puede apreciar también en otras coacciones y con otro sentido. Tiene como base la danza colectiva prehistórica con sus rondas, serpentinas, filas, alas, puente, molino, canasta, rueda, calles, desarme, volteretas, caracol y final. El paso es sencillo: se trata de un trotecito ágil, pero no violento ni saltado. Todas las figuras se realizan sin ninguna pausa. La forma musical consta de tres partes y el compás es de 6 por 8 [2]. El número de parejas varía según la circunstancia. La música del carnavalito es generalmente el viejo huaino del Perú, Bolivia y noroeste argentino. La orquesta adecuada se compone de quenas, charangos, guitarras, triángulos, cajas y bombos.
        Una copla muy popular dice:

El carnaval se ha venido
bajando por la Quebrada
con diez costales de chicha
y diez de aloja colada
.

        Tal vez la música vinculada al carnaval jujeño más famosa del mundo sea El Humahuaqueño (clasificado, según los diferentes analistas, huaino o carnavalito) de Edmundo Zaldivar:

Llegando está el carnaval
quebradeño, mi cholitay.
Fiesta de la quebrada
humahuaqueño para cantar;
erke, charango y bombo,
carnavalito para bailar.

Quebradeño, humahuaqueñito.
Fiesta de la quebrada
humahuaqueño para cantar;
erke, charango y bombo,
carnavalito para bailar
.

Ver la partitura - Escuchar la música

        El decreto Nº 3621 de fecha 30 de septiembre de 1954, expedido por el Poder Ejecutivo Provincial a cargo de Jorge Villafañe, declaró baile y música regional de la provincia de Jujuy al Carnavalito de la Quebrada de Humahuaca.

El tiempo de carnaval

        El Carnaval de Humahuaca es único en la Argentina [3]. Su importancia se puede apreciar en la copiosa documentación: musical, en forma fonográfica y magnetofónica; escrita, en libros, revistas, periódicos y diarios; así como visual por medio de fotografías o documentales cinematográficos "Pueblos dormidos".

La típica imagen de la danza

        Es que varios factores han contribuido a darle renombre; aquí se han preservado más puras y pintorescas las costumbres carnavalescas propias de la zona, con reminiscencias indígenas y españolas. Esto ha impreso a su folklore un sello característico, diferente y misterioso, que habla de diablos, vicuñas y cacharpayas.
        En Humahuaca, el carnaval no ha languidecido como en otras regiones; al contrario se ha enriquecido con nuevas formas y cada año la mayor afluencia de personas presta brillo renovado a sus ocho días y nueve noches de alegría y pintoresquismo. Tal vez el visitante no pueda apreciar en toda su amplitud el significado de esta fiesta; el quebradeño es el que la siente con más intensidad, ya que sus días dejan de ser simples salidas y puestas de sol, para adquirir una nueva dimensión, fugaz pero que compensa las fatigas del año entero.
        Llega el tiempo del carnaval. Toda la región vibra en preparativos para su fiesta máxima.
        Hay un clima general de regocijo; guitarreadas y bailes se suceden bajo los frescos sauzales de la banda [4] mientras las casas veraniegas se abren para recibir a sus ocupantes.

Fiestas carnavalescas

        La diablada de año nuevo: Esta es una de tres ocasiones en que salen los diablos fuera del carnaval. El 31 de diciembre, a las siete de la tarde, el presidente de una comparsa, espera en su casa a las personas que van a disfrazarse. De allí disparan tres bombas de estruendo a intervalos de diez minutos, mientras los diablos se colocan sus disfraces; a la tercera bomba, la orquesta rompe a tocar y baja con la diablada a las calles del pueblo, donde toman parejas y bailando alegres carnavalitos vienen hasta el local, dando comienzo así a un baile que durará hasta el día siguiente. A las doce de la noche la orquesta, para de tocar; se tiran cohetes, todos se abrazan deseándose felicidades y se continúa bailando con renovado entusiasmo. La comparsa, junto con su diablada hacen a la medianoche dos salidas, dando la vuelta al pueblo para retornar enseguida al local. Terminando el baile los diablos retornan a sus casas a sacarse los disfraces.
        El ensayo del carnaval: Era tradicional que, antes de que comenzaran los carnavales, las comparsas humahuaqueñas se reunieran en sus locales días antes, para planear coreografía, ensayar coro, aprender nuevos cantos, probar nuevos disfraces y salir bailando a la calle en un preludio de alegría.
        La gran cacharpaya: Es la finalización de ensayo citado anteriormente; las comparsas que pasearon en su euforia por las calles del pueblo, penetran en el local, donde desde ese momento dan comienzo a la fiesta.
        Por la tarde se anuncia la cacharpaya por medio de piezas musicales de la región, grabadas en cinta magnetofónica y transmitidas por altavoces, invitándose a comparsas, conjuntos folklóricos, etc.
        Es un espectáculo inolvidable ver a todas las comparsas reunidas con sus auténticos músicos y disfraces tocando por turno sus melodías peculiares, y la concurrencia bailando danzas jujeñas alegres y movidas.

La gente simplemente baila

        Hay una mesa destinada a cada comparsa en la que se coloca, como en las invitaciones del carnaval, un cántaro de chicha, enforado y cubierto de serpentinas, se lo brida al presidente de la agrupación, quien lo distribuye entre sus socios y disfrazados.

Los jueves de comadres y de compadres

        Bautizo de guaguas de pan: Diez días antes del sábado de carnaval se realizan las ceremonias de compadrazgo en Humahuaca y sus alrededores, tienen lugar en el campo o en la banda.
        A veces están precedidas de una imitación de casamiento, en la cual una pareja de fingidos contrayentes cambia anillos delante de una persona que hace de cura que los declara marido y mujer; el dueño de la casa realiza una fiesta, entrega una guagua de pan a dos personas de su amistad, de uno y otro sexo. A su vez los designados como padres de la guagua la entregan a una madrina y un padrino que eligen entre la concurrencia.
        Todos se reúnen y el pseudosacerdote santigua la masa cocida y la rocía con agua, exclamando a coro con los monaguillos:

¡Yo te bautizo
con agua i granizo
prometiéndote de nombre
nariz de chorizo!

        Terminada la ceremonia, los padrinos devuelven la guagua de pan a su "madre" quien se la llevará como recuerdo a su casa; la concurrencia se dirige hacia una gran mesa donde comen y beben en abundancia, para proseguir el festejo bailando.
        Tincunacos: ¡Jueves de Comadres! y la proximidad del carnaval, distante ya sólo dos días, pone una atmósfera de alegría a todo lo largo y ancho de la quebrada. Ni siquiera las copiosas lluvias impiden que personas venidas de todas partes comiencen a volcarse sobre esta región y especialmente sobre Humahuaca.
        En este día, en horas de la mañana, las comadres se visitan. No importa que sus parentescos provengan de bautizos, confirmaciones, casamientos reales o fingidos; el lazo espiritual que las une es el mismo. Alegremente se encuentran y dicen: ¡Buenos días, comadrita!, y comienzan a echarse con entusiasmo papel picado y talco, luego salen juntas a visitar a otras comadres.
        En este día se realiza el tincunaco o topamiento. Generalmente surge la invitación que hace el dueño de una casa en la banda. Comadres y compadres se reúnen allí al mediodía, al pie de unos arcos levantados en el patio, por lo común de ramas de sauce adornadas con cintas y flores, y que tienen atados frutas, rosquetes, empanadillas, quesos, bollos, caspas, etc.
        Una vez dado el número conveniente, usualmente de veinte personas, los asistentes se dividen en dos grupos que se colocan frente a frente a unos treinta metros de distancia. El dueño de casa entrega a dos comadres, diestras en cantar y tañerlas, sendas cajas; comienzan a bailar entonces los componentes de ambos grupos, tomados por los hombros y precedidos por ambas cajeras cantando coplas al son de las cajas. Al encontrarse bajo los arcos las dos comadres se dan la mano, se envuelven con serpentinas y se echan papel picado para que se desate una andada de talco y papel picado entre ambos bandos.
        Concluido el tincunacu, todos se sientan en bancos ubicados a la vuelta del patio, el dueño de la casa comienza a servir comida y bebida, mientras un conjunto de instrumentos típicos toca piezas tradicionales.

Todo queda como era entonces. Gentileza de www.argentour.com

        Al terminar el refrigerio se desmantelan los arcos, de los cuales cada uno de los topadores lleva una parte, y principia el baile, que se prolongará hasta la caída de la tarde, hora en que todos regresarán al pueblo, cantando carnavalitos.

Enlaces de interés

Proyecto Quebrada de Humahuaca
http://www.jujuy.gov.ar/quebrada/Index.htm

Fotos del Carnaval Jujeño
http://www.jujuy.gov.ar/turismo/quebrada/quebrada.htm

Otra versión de la partitura de El Humahuaqueño
http://www.geocities.com/hsoto_cl/Humahuaqueno.html

Folklore del Norte Argentino
http://www.folkloredelnorte.com.ar

Algunos instrumentos andinos
http://jlfeijooi.en.eresmas.com

NOTAS
1. El trabajo original se encuentra actualmente en la url siguiente:
       www.oni.escuelas.edu.ar/olimpi99/carnaval/principal.htm
2. Convengamos en que el más empleado es el 2/4.
3. Y uno de los más notables del mundo.
4. Sitio lindero al río, de allí la idea de "banda", en este caso se trata del Río Grande. Dato proporcionado por la Casa de Jujuy en Buenos Aires.