Notas de Canciones
Flauta   Teclado   Guitarra   Bajo
Quena   Charango   Armónica
Clave de Sol   Clave de Fa



  - Arroz con leche

  - Noche de paz

  - Himno a la alegría

  - Dos palomitas

  - La cucaracha


  - Feliz cumpleaños

  - Canción del adiós

  - Imagine - Lennon

  - Tonada del viejo amor

  - Let It Be - Beatles

  - Oh, Susana

  - Qué será

  - Popeye el marino


- Todos juntos

- Cuatro estaciones - Primavera

- Yo vendo unos ojos negros

- Minué para Ana Magdalena

- Porque es un buen compañero

- Las mañanitas

- Zamba de mi esperanza

- Zamba del grillo

- Sapo cancionero


- De mi madre

- Zamba por vos

- Paisajes de Catamarca

- Recuerdos de Ypacaraí

- Danubio azul

- Que se vengan los chicos

- Sólo le pido a Dios

- Confesiones de invierno

- Hey Jude
  - Cielito lindo
  - Presente
  - Pinocho
  - Los caminos de la vida
  - Piel canela
  - Canción para mi muerte
  - Jingle bells
  - Extraños en la noche
  - Candilejas
  - El condor pasa
  - Luna tucumana
  - Y yo la amo
  - Amor
  - Dos almas
  - Bésame mucho
  - Señora
  - Se me olvidó otra vez
  - Oye, mi amor
  - Resistiré
  - El noi de la mare
  - Huachitorito
  - Doce cascabeles
  - Guantanamera
  - La violetera
  - Piratas del Caribe
  - Duerme negrito
  - Ob - La - Di, Ob - La - Da
  - Boleto para pasear
  - Yestarday
  - Concierto de Aranjuez
  - Titanic

El presente sitio está íntegramente dedicado a la obra pedagógica y didáctica de Pablo Bensaya, educar a través de la música. Hay documentos de investigación, análisis y teoría educativa, opinión y propuesta, dos de sus libros y, desde luego, los Cantos Infantiles Educativos. Todas las semanas se incorporan nuevos materiales que llegan a educadores de unos veinte países. Lo presentado es el resultado de años dedicados a la educación.

Antes de avanzar hacia el final detengámonos en el sentido educativo de los diccionarios. Nadie está exento de errores, aun los más duchos necesitan la consulta. Pero más serio es el problema en los niños, que regularmente no tienen a quién preguntar sus dudas ortográficas. No hay diccionarios en nuestra cultura, para decirlo de una vez. Los disponibles se venden a precios prohibitivos y tanto niños como jóvenes no pueden pagarlos además de sentir que no deben pagarlos. La era digital es la gran oportunidad para que en cada casa haya un buen diccionario, hacia allí debemos apuntar y no conformarnos con menos. Las autoridades e intelectuales en general se quejan de lo mal que escriben los adolescentes pero no hacen nada por proveer la base de la escritura y definición de las palabras que se resume en un libro denominado diccionario. Es muy fácil hablar cuando se puede acceder a determinados bienes, el tema es meterse en la piel del otro y comprender que sin acciones directas no hay solución. Un diccionario es, por otro lado, un material que mejora realmente la calidad de vida, nos alegra, nos tranquiliza, aporta seguridad. Solamente en Latinoamérica harían falta unos veinte millones de diccionarios como para empezar a ser serios. ¿Se puede gestar semejante empresa? Claro que sí. Solo hay que correr la idea y dejar archivos de diccionarios en todos los servidores posibles. En poco tiempo tendremos resultados marcadamente positivos, todo es bueno cuando se distribuyen diccionarios, el conjunto gana salvo los que ahora no desean tal difusión. Es un compromiso ético que tiene que asumir cualquier ser humano de bien, máxime si es educador. Comprendemos las leyes de derecho autoral pero el derecho al conocimiento es superior, por otro lado, se trata de un par de diccionarios, no de la biblioteca de Alejandría.

Y ahora, ¡al ataque! No cierre acciones antes de leer hasta el final. Quedamos en que hay dos bajadas: el gestor de diccionarios y el diccionario en sí. Uno es GoldenDict-1.5.0..., cuyo nombre suele ser largo pero nos importa solo esto, si dice basado en QT, mejor. Bájelo e instálelo, no lo ejecute. Para lo segundo vaya al sitio download.huzheng.org (sitio del autor del Stardict) y hacia mitad de página verá Misc2, tendrá tanto que no saldrá de su asombro (el que nadie encuentra está ahí, clic en tarball). Son sitios feos y desprolijos exprofeso. Baje dos archivos, luego bájese todo, de todos esos enlaces, pero ahora siga esto. Siempre están zipeados con extensión zip u otras similares, no interesa. Busque el directorio de Goldendict (botón derecho sobre el ícono en el escritorio "abrir la ubicación del archivo"), verá una carpeta llamada "content", allí debe colocar los archivos que se encuentran dentro de los zips. Arranque el programa y verá que comienza reconociendo los diccionarios, dele tiempo porque necesita indexarlos. Solo queda usarlos y curiosear el programa para embellecerlo.

En general necesitamos de una colaboración para introducirnos en este maravilloso mundo de los diccionarios digitales. Lo importante es no olvidarlo y brindar ayuda a otros.
más canciones
fáciles para flauta dulce - Los Beatles

© by Pablo Bensaya para presencias.net, Argentina