CREDO ARTÍSTICO DE WAGNER
MANUSCRITO DE WAGNER
RICHARD WAGNER
REVISTA PROÓPERA, MÉXICO, JULIO 1996
Trad. ERNESTO DE LA PEÑA


INTRODUCCIÓN

Documento aportado desde México por José Angel Cervantes Rodríguez. Introducción a cargo de P. Bensaya, Buenos Aires, 1999

Richard Wagner ha dejado decenas de documentos críticos sobre diversos aspectos de la música. En general el hilo conductor es la exaltación del arte, tomando a la música como núcleo, a un nivel de redención. Ni más ni menos que una especie de 'salvación'.
        Wagner entiende que la música todo lo ilumina, que es la gran puerta de entrada a las más nobles y profundas virtudes del ser. Es decir, su pensamiento asume que la música tiene un sentido bien definido: La redención del Hombre. Esta visión determinista no es nueva, ya otros la habían planteado, sin embargo es él quien habrá de impulsar un duro debate sobre la función de la música y su sentido.


        Las ideas Wagnerianas de 'arte supremo', que necesariamente se funda en un nacionalismo a ultranza, habrían de dejar profundas huellas en el mundo entero. A muchos años de su muerte, el régimen Nazi potencia en términos máximos las ideas del músico; el III Reich (1933) adoptó al artista como el más representativo de su ideario político-social. Lo concreto es que la discusión no está cerrada y lo más probable es que sigamos tratando el tema durante todo el siglo XXI.
        El credo que sigue, si bien muy breve, muestra con claridad lo expuesto hasta aquí. Aunque más importante que mis palabras, que sólo pretenden dar mínimas explicaciones de un hecho de real complejidad, están las del mismo Wagner.

CREDO ARTÍSTICO DE WAGNER

Que me sea deparado un destino clemente...

Amén