SISTEMA TONAL
MÚSICA
RUDOLF STEPHAN (DAS FISCHER LEXIKON)
COMPAÑÍA GENERAL FABRIL EDITORA, ARGENTINA, 1964
Trad. LEON MAMES, SUP. Y NOTAS DE JUAN CARLOS PAZ


I  II  III  IV

PROPIEDADES DE LOS SONIDOS

Los sonidos reposan (en contraste con los ruidos) sobre oscilaciones de aire periódicas.


Cuanto mayor es el período de la oscilación, es decir, el tiempo de oscilación, tanto menor es el número de oscilaciones por unidad de tiempo (frecuencia). La frecuencia corresponde a una primera propiedad del sonido, la altura: cuanto mayor es la frecuencia, tanto más agudo será el sonido. Una segunda propiedad del sonido, la intensidad, corresponde a una amplitud de oscilación: la intensidad crece con la amplitud. Una tercera propiedad, el timbre, corresponde a la forma de la oscilación: las oscilaciones pueden ser armónicas simples, (que pueden ser representadas por una curva sinusoidal), y a ellas corresponde un sonido sinusoidal libre de armónicos; o bien pueden estar compuestas de varias oscilaciones simples, correspondiéndoles un sonido fundamental con una serie de armónicos; y el timbre está determinado por el número y la intensidad de los armónicos. (En la acústica se define al sonido sinusoidal puro como tono, y al que posee armónicos como sonido, distinción ésta que no se aplica en la teoría musical).


        De las tres propiedades físicamente determinables para el sonido -el timbre, la intensidad y la altura-, las dos primeras carecen de importancia para el sistema tonal. Pero tampoco alcanzan las diferencias de altura (es decir la cercanía o lejanía exteriores de los sonidos) para conformar un sistema tonal; y de la altura se distingue, con el objeto de poder explicar el sistema, la cualidad sonora (denominada asimismo carácter sonoro). Se trata de una cuarta propiedad que no puede ser fundamentada física, sino musicalmente; sólo pude hablarse con coherencia de cualidades sonoras, relacionándolas con el parentesco sonoro. (Así por ejemplo, el parentesco por octavas significa que el sonido Do es cualitativamente similar o igual a la octava Do' o a la doble octava Do", es decir, los sonidos Do, Do' y Do" son diferentes como alturas, pero iguales como cualidades sonoras; la escala diatónica contiene, por lo tanto, siete cualidades sonoras diferentes -una cualidad Do, una cualidad Re, etc.- las cuales vuelven a reaparecer, octava tras octava). Pero no está determinado si la cualidad sonora descansa sobre el parentesco sonoro, o si éste descansa sobre la cualidad sonora, es decir: ¿Los sonidos Do y Do' son cualitativamente similares porque están emparentados, o es que están emparentados porque son cualitativamente similares? ¿Las cualidades sonoras son la hipótesis del sistema tonal, o éste es la hipótesis de las cualidades sonoras? ¿Existe realmente "eso", es decir un sistema tonal "natural" que descanse sobre el parentesco de quintas, o existen sólo sistemas tonales históricamente modificables? ¿La cualidad tonal es entonces una propiedad natural o una propiedad histórica de los sonidos? (Algunos psicólogos, que quisieran ver en la cualidad sonora una propiedad natural del sonido aislado y que intentan investigar la cualidad sonora por medio de las ciencias naturales denominan claridad a la altura sonora y tonalidad a la cualidad sonora: estos nombres recuerdan la claridad (luminosidad) y la tonalidad (color de los objetos visibles) y hacen aparecer como propidad sonora físicamente fundamentable no sólo a la altura sonora, sino también a la cualidad sonora. (Pero estos nombres poseen sólo un sentido descriptivo, y dado que en las descripciones de los psicólogos fenomenológicamente orientados desaparece la diferencia entre propiedades naturales y propiedades históricas, los mismos no pueden decidir la controversia acerca de la esencia de la cualidad sonora).