MÚSICA FUNCIONAL
INTRODUCCIÓN A LA APRECIACIÓN MUSICAL
OSCAR S. BAREILLES
RICORDI AMERICANA, BUENOS AIRES, 1960
ORIGINAL


'El ritmo es inherente al hombre', dijo Aristóteles; Plinio, en su Historia Natural, constató que 'sembrar trigo es una operación acompasada'; las pirámides de Egipto se levantaron mediante el esfuerzo coordinado de miles de hombres, que trabajaron con un ritmo y melodía adecuados a la labor que realizaban. Como ejemplo actual, se verifica que el soldado, en las largas caminatas, cuando la fatiga relaja sus músculos, con el ritmo de una marcha ejecutada por la banda recobra el vigor físico y el entusiasmo.


        En todas las épocas se utilizó a la música como un factor positivo y, ya por su ritmo, ya por el brillo de los instrumentos empleados, puede apreciarse que contribuye a disminuir la tensión por el esfuerzo, o a elevar la euforia de la muchedumbre.
        Pero debe establecerse en qué forma la música (melodía, armonía, ritmo) puede influir en el individuo. Sabemos que en los trabajos que exigen movimientos de periodicidad constante, el hombre establece intuitivamente un ritmo, que deriva del esfuerzo que está realizando. Más esfuerzo, movimientos pausados; menos esfuerzo, movimientos más acelerados. Como todo esfuerzo es seguido por un momento de reposo, la periodicidad del movimiento estará regida por la intensidad del esfuerzo.
        Por lo tanto, la música no puede impedir la fatiga muscular provocada por el trabajo, por el sólo hecho de ser eminentemente rítmica. Por el contrario, si ese ritmo no se ajustara al movimiento muscular que realiza el sujeto, aparejaría una resultante negativa.
        Es cierto, que en la actividad del hombre, manual o intelectual, la música ejerce influencia, pues así como no podemos sustraernos a la del color, o a la del olor -que nuestros sentidos captan de inmediato- tampoco podemos permanecer ajenos a la sonoridad. Lo que entonces debe quedar bien aclarado, es que la música, o 'cortina sonora', actúa como 'deslizándose' en el subconsciente del sujeto, proporcionándole una sensación de bienestar psíquico y no como fruto de una volición consciente.


        La percepción sonora ejerce su influencia sobre nuestros centros nerviosos, que reciben una serie de estímulos de variada intensidad; su regulación científica en fábricas, oficinas, escuelas, etcétera, permitió confeccionar estadísticas cuya síntesis es:

Síntesis sobre el uso de la Música Funcional

1

La utilización de música adecuada (funcional) en el lugar de trabajo, aumenta más o menos la producción; jamás disminuye

2

El carácter del hombre que oye música mientras trabaja, se torna amable y predispuesto a las observaciones

3

La música adecuada alivia los períodos de fatiga, que habitualmente acrecen a media mañana y a media tarde

4

Transmitida en forma continua, sin interrupciones, no ejerce beneficio, porque sus efectos pasan inadvertidos. La práctica aconseja que la difusión musical se efectúe por períodos de 15' seguidos de otros 15' de silencio

5

Es fundamental que la música funcional no distraiga. Sin requerir ser activamente atendida, y sin llamar nunca la atención sobre ella, 'debe oírse, pero no escucharse'

6

Asimismo se evitará la repetición de los trozos, pues no sólo es cansadora, sino que destruye rápidamente su efecto funcional

7

Al 'enmascarar' los ruidos irritantes que suelen producirse en los lugares de trabajo, preserva la percepción consciente, reduce la fatiga mental, la monotonía y el tedio


        Todo lo que antecede puede sintetizarse diciendo que los estímulos sonoros pueden reducir o retardar la fatiga física; incrementar o mantener la resistencia muscular; relevar del tedio o hastío que producen tareas monótonas; reducir al mínimo las conversaciones; disminuir los accidentes de trabajo y eliminar los motivos de fricción entre los trabajadores.
        Finalmente, creemos oportuno transcribir la Resolución del 2º Congreso Argentino de Medicina del Trabajo, basada en los estudios del Ingeniero Manuel Ucha Udabe (agosto de 1959):

'Recomendar que en los lugares de trabajo sean implantados servicios de música funcional, programada y grabada a los fines de crear entre otros beneficios, un clima de bienestar físico, mental y social'.