ESTRÉS Y RELAJACIÓN
MÉTODOS FAMOSOS
MÉTODO TOMATIS
EDITADO EN INTERNET, 2001 [1]
ORIGINAL, PreDeM, 2003


El Método Tomatis debe su nombre al Dr. Alfred A. Tomatis, médico e investigador francés nacido en 1920, especialista del oído y psicólogo, miembro de la Academia Francesa de Ciencias.

No hay peor sordo que el que no escucha su propio cuerpo

        Uno de los males de nuestra época es lo que en el Método Tomatis se conoce como "oído ejecutivo". Los excesos y las presiones del trabajo, también repercuten en la escucha, el rango de atención comienza a fluctuar, la persona que lo padece se vuelve inquieta y distraída en las reuniones, cambia continuamente de humor y las decisiones más importantes las toma impulsivamente. Los niveles de energía caen, pero no hay tiempo para prestarle atención.

La escucha se vuelve selectiva, estrecha, rígida y cansada

        Algunas personas pueden llevar a tener crisis de nervios, agotamiento o sufrir de otras condiciones depresivas. La escucha no es la única función del oído que se ve afectada por el estrés. Como órgano que controla el balance y estimula el cuerpo a través del sistema vestibular, los excesos del trabajo también acarrean un desequilibrio en la parte física.


        El estrés es una parte esencial de nuestra vida. Es la respuesta de activación más antigua de la humanidad, somos hijos del hombre de cromagnón, que dormía en las ramas de los árboles con un ojo cerrado y otro abierto, a la espera. Es lo que nos ha permitido como humanidad, seguir sobreviviendo, entonces ¿qué es lo que en la actualidad nos ha conducido al punto en que estamos?
        Sin lugar a dudas, la falla está en la respuesta de relajación, a toda respuesta de activación -sistema simpático- debe seguir inmediatamente una igual pero de sentido contrario directamente relacionada con la capacidad de recuperar el equilibrio. El déficit en la relajación -sistema parasimpático- produce insomnio, irritabilidad, agotamiento y falta de concentración, simplemente porque

El cuerpo pierde su capacidad de relajación o de volver al punto neutro o de cero aceleración

        Existe una sensibilidad psicofisiológica al estrés que depende del tipo de personalidad -predisposición- que tenemos, si a esa sensibilidad le agregamos el estilo de vida que llevamos, encontramos una relación individual salud / enfermedad. Las manifestaciones del estrés pueden observarse en cuatro grados: muscular, somatización, cardiovascular, neurológico.


        El estrés puede ser agudo, crónico o recurrente. Hay diversos tipos de estresores, por ejemplo un divorcio, salir mal en un examen, no ser aceptado en algún juego deportivo, son motivos de estrés. Aunque en la realidad la mayor parte de los casos el estrés se debe al estilo de vida. Enfermedades tales como hipertensión arterial, hipercolesterolemia, úlceras gástricas, enfisema pulmonar, diabetes, preinfarto, infarto de miocardio y, hasta el cáncer son el reflejo del estrés en nuestra vida.
        Para el Dr. Tomatis, psiquismo y sistema nervioso son dos elementos profundamente imbricados. Por medio del sistema nervioso, el hombre participa de su medio, entra en relación, comunica, reacciona, interfiere, existe o al contrario, se retrae de su medio ambiente y se encierra. En este segundo caso, el psiquismo bloquea su aparato sensitivo y sensorial -el oído-, y lo obliga a tomar actitudes que serán fuente de dificultades. Podríamos decir que "a toda solicitud externa corresponde una reacción interna adaptada a la nueva situación".
        El Método reentrena el oído para recargarse a sí mismo con el uso perfeccionado de sonidos relajantes, que actúan a nivel de las tensiones internas, dándoles un nuevo pero necesario deseo de "abrirse". Suministra la energía necesaria para alimentar el proceso de pensamiento, reflexión, creatividad. La mejora en la postura de la autoescucha conduce a una relajación física e intelectual.
        Parece un contrasentido pero a la vez que relaja, da energía, el tipo de energía que lleva a ordenar el pensamiento, a eliminar lo trivial para dirigirse a lo fundamental. Armonizando el cuerpo-mente es que se lleva a la persona hacia una mejor respuesta de buena salud.
        Es el efecto conjugado de la música de Mozart con los cantos gregorianos que utilizamos [quienes trabajan con el método] que se induce al organismo a un mejor estado de relajación psicofisiológica. La vida neurovegetativa adquiere un ritmo más regulado, desaparece la distonía, y mejora la tasa de inmunidad. La reejercitación de los músculos del oído medio con el oído electrónico [2], actúa relajando el nervio neumogástrico, conocido por los antiguos como el nervio "vago", causante de todas las somatizaciones y asociado con las reacciones de pánico.
        Concluyendo, el Método Tomatis ayuda a optimizar el potencial:

NOTAS
1. Agradecemos a: Centro Tomatis Argentina, www.tomatis.8k.com, sitio del cual hemos extraído el artículo. Presencias se ocupó del trabajo de producción.
2. El Dr. Tomatis junto a sus colaboradores, diseñó un equipo electrónico que trabaja según las llamadas "leyes del efecto Tomatis" y que se encarga de ampliar y mejorar el espectro de escucha habitual. Las tres leyes del efecto son:

  1. La voz contiene sólo lo que el oído escucha
  2. Si a un oído imperfecto se le da posibilidad de oír correctamente, la voz instantánea e inconscientemente mejora
  3. Es posible transformar la voz a través de una estimulación auditiva durante un cierto periodo de tiempo