CALMAR EL DOLOR AGUDO
MÚSICA Y DOLOR
AGENCIA ANSA
DIARIO LA NACIÓN, BUENOS AIRES, 2-ABR-2005
ORIGINAL


Escuchar música puede reducir el estrés y hasta calmar dolores agudos, según un estudio de científicos británicos publicado en Gran Bretaña.
        Un grupo de psicólogos de la Universidad de Caledonia de Glasgow, en Escocia, descubrió que los pacientes que escuchan las melodías que más les gustan pueden reducir sus niveles de ansiedades y calmar dolores agudos, al recordar momentos agradables.


        Investigaciones realizadas por los expertos concluyeron que la música puede ayudar a los pacientes a incrementar sentimientos de control y lograr concentrarse en situaciones positivas que alejan el dolor.
        El doctor Raymond MacDonald, profesor de Psicología de la Universidad de Glasgow y uno de los participantes del estudio, declaró que al estudiar a pacientes que se recuperaban de operaciones menores "hallamos que si escuchaban música que les gustaba reducían ansiedades y sentían muchos menos dolores".
        "Llevamos a cabo una serie de estudios, en el laboratorio, en los que pedimos a los pacientes mantener sus manos en recipientes con agua bien fría durante el mayor tiempo posible. Al estudiar a aquellos que escuchaban sus melodías preferidas, vimos que éstos mantenían la mano en temperaturas muy bajas por más tiempo", precisó el especialista.
        Para el equipo de Glasgow, escuchar música preferida permite que los pacientes "reduzcan el dolor que sienten y mejoren su sentimiento de control".

Canciones preferidas

        Durante los experimentos, los participantes podían elegir entre escuchar su música preferida, realizar tareas de aritmética o mirar programas televisivos de comedia. En cada uno de los casos estudiados, la persona que escuchó música logró tolerar por más tiempo las bajas temperaturas, en algunos casos hasta cinco veces más que el resto de los casos.
        Los científicos consideran que la música, además de proveer distracción mental, permite que la persona se vincule emocionalmente con sentimientos positivos como ningún otro estimulante o droga.


        La doctora Laura Mitchell, que participó de los estudios, declaró que el reporte demuestra que la música "es la estrategia más efectiva para combinar distracción y sentimientos de control".
        "La música que eligieron los pacientes fue muy variada, e incluyó melodías de punk, dance, rock, clásica y folk. Una de las canciones más sorprendentes fue la del grupo de rock metal Prodigy, "Firestarter", un tema que uno no relacionaría inmediatamente con la relajación, pero el paciente que la eligió soportó el dolor mucho más que otros", precisó la especialista.