QUÉ ES LA OPS
PRODUCIDO POR OPS Y PRESENCIAS
REDACTORES DE OPS
WASHINGTON, 1998
ORIGINAL


Nota de Presencias: Pensamos que este tipo de Organización puede dar respuestas, u orientación, a situaciones tales como operaciones médicas costosas, denuncia de epidemias y en general a todo lo relacionado con la salud pública. El texto que sigue explica concretamente qué es la OPS y qué actividades desarrolla. Dirección email de OPS: epsteind@paho.org y publinfo@paho.org, escríbales directamente en castellano

La OPS (Organización Panamericana de la Salud) es un organismo internacional de salud pública con más de 90 años de experiencia dedicados a mejorar la salud y las condiciones de vida en los países de las Américas. Es, asimismo, la Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud y es reconocida internacionalmente como parte del sistema de las Naciones Unidas. Además es el organismo especializado en salud del sistema interamericano.
        La sede de la Organización se encuentra en la ciudad de Washington, D.C. en los Estados Unidos de América. Allí se reúnen los Cuerpos Directivos de la OPS, que representan a las autoridades de salud de los 38 Estados Miembros, para sentar las políticas técnicas y administrativas de la Organización.
        El mandato básico de la OPS es de colaborar con los ministerios de salud, las instituciones del seguro social, otros entes gubernamentales y no gubernamentales, universidades, grupos comunitarios y otros con el fin de fortalecer los sistemas nacionales y locales de salud y de mejorar la salud de los pueblos de las Américas. El personal de la Organización incluye expertos científicos y técnicos en la Sede, en 27 oficinas de país y en 9 centros científicos que dan apoyo a los países de América Latina y el Caribe para resolver sus problemas de salud prioritarios.
        La OPS promueve la estrategia de atención primaria de la salud como una manera de extender los servicios de salud a la comunidad y aumentar la eficiencia en el uso de los recursos. Colabora con los países en la lucha contra el sida, para la cual proporciona información y presta cooperación técnica que incluye materiales educativos y la promoción de actividades de organizaciones no gubernamentales, además de apoyo financiero a los programas nacionales para la prevención de la infección por VIH.
        Con miras a mejorar la salud, la Organización orienta sus actividades hacia los grupos más vulnerables, en especial, a las madres y los niños, los trabajadores, los pobres, los ancianos y los refugiados y personas desplazadas. Asimismo, fomenta el trabajo conjunto de los países para alcanzar metas comunes en materia de salud. Actualmente hay en marcha iniciativas sanitarias multilaterales en Centroamérica, el Caribe, la Subregión Andina y el Cono Sur.
        La Organización en pleno, vale decir la Secretaría y los Estados Miembros, ha emprendido un esfuerzo para detener la epidemia del cólera mediante la elaboración de planes nacionales de emergencia y de un Plan Regional de Inversiones en Ambiente y Salud, de más largo plazo, que se espera permita dar mayor importancia a los problemas de abastecimiento de agua potable, saneamiento y acceso a la atención sanitaria para las personas de escasos recursos.
        También la Organización ha propuesto y liderado campañas para erradicar o eliminar ciertas enfermedades transmisibles con gran éxito. En 1973 se logró la erradicación de la viruela. Más tarde, en 1985, los países de las Américas se embarcaron en la misión de erradicar la poliomielitis, meta que se logró y ratificó en 1994, cuando una comisión internacional declaró, oficialmente, que la Región se hallaba libre de la enfermedad. El último caso de poliomielitis en las Américas se identificó el 23 de agosto de 1991 en Junín, Perú. Desde entonces, y a pesar de que se ha hecho una vigilancia intensa, no se han detectado más casos de poliomielitis en ninguna parte de la Región. A su vez, la Organización Mundial de la Salud estableció como meta erradicar la poliomielitis del mundo para el año 2000.
        En 1990, la OPS propuso y lanzó la meta de eliminar el sarampión, para lo cual colabora con los países en la mobilización de los recursos necesarios para inmunizar y dar servicios de atención para todas las enfermedades prevenibles por vacunación.
        La Organización trabaja para reducir la mortalidad y morbilidad por enfermedades diarreicas, inclusive el cólera. Se promueve la atención de los casos y la rehidratación oral para prevenir la mortalidad por deshidratación. Asimismo, la OPS promueve el diagnóstico adecuado y el tratamiento oportuno de las infecciones respiratorias agudas para salvar la vida de miles de niños al año.
        Otro campo de colaboración se relaciona con la provisión de agua potable, saneamiento y protección ambiental a las comunidades pobres, con miras a reducir las enfermedades asociadas con la mala calidad del agua y el deterioro del ambiente. La salud del trabajador también es una preocupación y se está colaborando para reducir los riesgos de salud ocupacional.
        La OPS tiene un Programa de Publicaciones que difunde información científica y técnica, y una amplia red de bibliotecas académicas, centros de documentación y bibliotecas locales especializadas en temas de salud.
        Hay una variedad de campos de la salud pública en los que la Organización coopera con los países, entre ellos, la organización de preparativos en situaciones de emergencia y la coordinación del socorro en casos de desastres; el control de enfermedades transmisibles como la malaria, la enfermedad de Chagas, la rabia urbana, la lepra y otras que afectan a la población americana. Los problemas nutricionales como la malnutrición proteicoenergética y las carencias de yodo y vitamina A son también temas en que la OPS trabaja con los países.
        Aparte de la prevención y control de las enfermedades transmisibles, la Organización colabora para acelerar la promoción de la salud y prevenir los problemas de salud típicos del desarrollo y la urbanización, como son las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, los accidentes, el tabaquismo, la drogadicción y el alcoholismo.
        Por otra parte, la OPS ejecuta proyectos para otros organismos del sistema de las Naciones Unidas, para los bancos de desarrollo (Banco Mundial y Banco Interamericano de Desarrollo) y entidades oficiales de cooperación y desarrollo de diversos gobiernos y fundaciones filantrópicas.
        La OPS contribuye al fortalecimiento del sector salud en los países con el fin de que se ejecuten sus programas prioritarios y de que se utilicen enfoques multisectoriales e integrales. Asimismo, la Organización reconoce que las organizaciones privadas, tanto con fines de lucro como las no lucrativas, contribuyen a dar atención de salud, en vista de lo cual promueve el diálogo y las sociedades entre dichas instituciones y los ministerios de salud.
        También promueve programas destinados a mejorar la salud de la mujer y su integración en la sociedad, así como su importancia en relación con los servicios de salud, como clientes y como proveedoras de atención.
        La Organización cumple la importante función de capacitar trabajadores de la salud por medio de becas, cursos y seminarios y del fortalecimiento de instituciones docentes nacionales. También utiliza tecnologías modernas de comunicaciones en actividades de información, promoción de la salud y educación, y trabaja de cerca con la prensa en muchos países.
        El presupuesto básico de la Organización se financia con cuotas que contribuyen los Estados Miembros. Además, se busca financiamiento externo para llevar a cabo programas especiales e iniciativas que respondan a necesidades de salud esenciales. La OPS recibe donaciones para proyectos de salud y educación en las Américas a través de la Fundación Panamericana de Salud y Educación [Pan American Health and Education Foundation (PAHEF)]. Estas contribuciones pueden deducirse del pago de impuestos.
        Actualmente, el Director de la Oficina Sanitaria Panamericana es el Dr. George A.O. Alleyne, de Barbados, quien asumió el cargo en febrero de 1995 por un período de cuatro años. Fue elegido unánimemente por los Ministros de Salud en la Conferencia Sanitaria Panamericana de septiembre de 1994. El Director Adjunto de la Oficina es el Dr. David Brandling-Bennett, y la Subdirectora es la Dra. Mirta Roses Periago.