CUEVA DE LAS MANOS
AGENCIA TÉLAM
REDACTORES PROPIOS
TÉLAM, 6 DE AGOSTO DE 1999, ARGENTINA
ORIGINAL


«Península de Valdés y la Cueva de las Manos reconocidas por la Unesco como patrimonio de la humanidad»

Antes de fin de año la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) declarará a la chubutense Península de Valdés como patrimonio natural de la humanidad y a la santacruceña Cueva de las Manos como patrimonio cultural, según anunciaron autoridades nacionales y provinciales.


Una ballena se introduce en las aguas de la majestuosa Península de Valdés

        La Unesco otorgará tales distinciones a la Península Valdés, por su riqueza paisajística y por la preservación de especies en vías de extinción, y a la Cueva de las Manos por el valor cultural de las pinturas rupestres de más de nueve mil años de antigüedad que allí se conservan.
        El anuncio fue formulado en la Casa de la Cultura de la Nación por la secretaría del área, Beatriz Gutiérrez Walker; el secretario de Turismo, Francisco Mayorga, y los gobernadores de las provincias de Chubut y Santa Cruz, Carlos Maestro y Néstor Kirschner, respectivamente.
        Según se anticipó, ambas regiones serían reconocidas antes de fin de año por la Unesco ya que la mesa directiva de dicho organismo internacional ya realizó las pertinentes recomendaciones a su comité para que los dos sitios obtengan la distinción.
        Las distintas autoridades coincidieron en destacar que una vez declaradas como patrimonio, estas regiones tendrán "un sello de calidad mundial que incrementará la actividad turística".
        Al respecto, el secretario de Turismo, Francisco Mayorga, manifestó a Télam que este reconocimiento mundial "va a favorecer a que se incentiven las inversiones y la captación de turistas extranjeros y locales, para acrecentar la actividad turística de la región patagónica".
        La Unesco declarará a la Cueva de las Manos como patrimonio cultural por el importante valor cultural de las pinturas rupestres de más de nueve mil años de antigüedad realizadas por los grupos de cazadores que habitaban primitivamente ese territorio argentino.
        La Cueva de las Manos está situada en el cañadón del Río Pinturas entre las localidades de Perito Moreno y Bajo Caracoles, y es uno de los escasos sitios de la Patagonia que conservan pinturas rupestres.
        El nombre de la cueva se debe a la gran cantidad de pinturas y gravados, en positivo y negativo, de manos y brazos humanos que los primitivos habitantes de esa región dejaron como testimonio.
        No obstante, la mayor cantidad de testimonios pictóricos que se encuentran en esa cueva santacruceña ilustran escenas de la caza de guanacos.
        De acuerdo con las investigaciones, se determinó que todos los registros pictóricos de la Cueva de las Manos oscilarían entre los 9.300 y 1.300 años de antigüedad y, aunque aún no pudo determinarse con exactitud de qué comunidad provienen, se estima que los antecesores de los tehuelches serían los autores de algunas de ellas.
        El gobernador santacruceño, Néstor Kirschner, aseguró que "la Cueva de las Manos es algo único en su especie que para los santacruceños es un tremendo orgullo y su declaración como patrimonio cultural tiene un valor incalculable".
        Asimismo, destacó "la simbiosis que genera la cultura y el turismo", ya que "la declaración como patrimonio cultural generará la posibilidad de quintuplicar el turismo en la región y crear muchísimos puestos de trabajo".
        En tanto, la Península Valdés, ubicada en la costa atlántica chubutense, sería declarada como patrimonio natural de la humanidad por la Unesco por su riqueza paisajística, su fauna marina y particularmente por ser un sitio donde se preservan especies en vías de extinción como la ballena franca o las orcas.
        "Para los chubutenses esto es un legítimo orgullo y un reconocimiento a muchos años de trabajo en la política conservacionista", señaló el gobernador de Chubut, Carlos Maestro, al referirse a la declaración de Península Valdés como patrimonio natural.
        El gobernador chubutense expresó que para Argentina y la región patagónica, esta declaración "significa un motor importante en el proceso de desarrollo y transformación social de nuestros pueblos ya que a través del turismo estaremos en condiciones de lograr un crecimiento económico notable".
        Por su parte, la secretaria de Cultura, Beatriz Gutiérrez Walker, afirmó que "este reconocimiento internacional es el fruto de una política conjunta entre las áreas de cultura y turismo de la Nación y las provincias y municipios".
        A su vez, agregó que "desde lo cultural es importante que tomemos conciencia de que esto es nuestro patrimonio que debemos cuidar y difundir para las generaciones futuras".
        Diana Rolandi, directora del Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano y una de las encargadas de presentar la candidatura de ambas regiones, remarcó que "la Unesco sólo declara patrimonios mundiales a sitios únicos en su tipo", y explicó que una vez declarados "los 156 países que integran la convención se comprometen a preservarlos".