ORIGEN DEL UNIVERSO
CLARÍN DIGITAL, www.clarin.com.ar
JUAN CARLOS ALGAÑARAZ, DESDE ESPAÑA
DIARIO CLARÍN, BUENOS AIRES, 13-ABR-2005
ORIGINAL


Hawking: al origen del Universo se llega "rebobinando la historia"

Stephen Hawking, archivo Clarín. Reprocesada por Presencias

El famoso científico británico Stephen Hawking fascinó a una gran audiencia en Oviedo, Asturias, proponiendo analizar el proceso de origen del Universo "rebobinando la historia", es decir no desde el pasado hacia el futuro sino "desde el presente hacia el pasado".
        Esta tesis, brillantemente explicada por Hawking, rebautizó el título de su conferencia, anunciada como La naturaleza de la realidad, y después, más precisamente, enunciada como yendo atrás en la historia.
        Hawking pronunció su conferencia en el imponente marco del Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo en el acto central de conmemoración del 25 aniversario de la creación de los Premios Príncipe de Asturias, que en 1989 le fue concedido justamente al astrofísico británico.
        La ceremonia fue presidida por don Felipe de Borbón y su esposa, Letizia Ortiz, quienes departieron por la mañana con el científico, acompañado de su esposa. Hawking los obsequió con su nueva obra, Brevísima historia del tiempo, que se publica en español antes que en inglés como una forma de agradecer Hawking a España, donde ha sido distinguido en varias oportunidades y sus libros tienen gran éxito.
        El científico está postrado en una silla de ruedas hace 40 años y se comunica gracias a un sistema informático de elección de palabras y lectura de voz que él mismo diseñó.
        La conferencia fue previamente grabada y fue seguida con mucha atención por un público de personalidades de la cultura y del mundo científico.

Stephen Hawking, con su esposa, Elaine, en Oviedo. Su presentación fue para conmemorar los 25 años de los premios Príncipe de Asturias. (foto: EFE). El científico está postrado en una silla de ruedas hace 40 años y se comunica gracias a un sistema informático de elección de palabras y lectura de voz que él mismo diseñó.

        En realidad, Hawking volvió a entretejer sus explicaciones sobre el origen del Universo con el tema del tiempo. "El tiempo es un torrente incesante que se lleva todos nuestros sueños", citó.
        Un párrafo final de resumen señaló que "enfocar la cosmología del pasado hacia el futuro, de manera que la historia del Universo transcurra hacia adelante en el tiempo, sería apropiada si supiéramos que el Universo tuvo en el pasado una cierta forma particular". Añadió que "sin embargo, en ausencia de ese conocimiento es mejor trabajar del presente hacia el pasado, retrotrayendo desde el estado actual las historias que contribuyen a la visión integral del camino".
        El astrofísico insistió en otras de sus ideas, al decir que el Universo no tiene una historia objetiva independiente del observador. Por eso, Hawking acepta que el Universo tiene muchas historias alternativas. "Hay historias en las que el Universo se colapsa tras una existencia muy breve, o en que tiene once dimensiones", lo cual -aclaró- quizá sea posible, "pero sabemos que vivimos en cuatro".
        Afirmó a continuación que "según la filosofía positivista, el conjunto de historias que conducen a un estado con un espacio interno dado define un modelo matemático consistente. Hay un modelo para cada espacio interno, y por lo tanto un número muy elevado de universos posibles".
        El científico admitió que "estos resultados constituyen una decepción para los que esperaban que la teoría última predijera la física que conocemos. No podemos predecir caracteres discretos como el número de dimensiones extensas del Universo o el espacio interno que determina las magnitudes físicas que observamos, sino que usamos éstos para seleccionar las historias que contribuyen a la suma. Parece que existe un amplio panorama de espacios internos admisibles", explicó.
        Sobre el origen fundamental de la creación, Hawking se mostró contrario a las interpretaciones religiosas. Citó incluso un diálogo de Napoleón con el gran científico francés Marqués de Laplace, quien formuló el principio del determinismo científico. "¿Qué papel ocupa Dios?", preguntó el emperador. Laplace respondió secamente: "Señor, no he necesitado de esa hipótesis."
        Más concretamente, Hawking recordó que ya en 1983 estaba propuesta una "condición inicial para el Universo. Según ella, éste habría aparecido de la nada, como las burbujas de vapor aparecen espontáneamente en agua hirviendo". Esta condición inicial se denomina de "ausencia de fronteras, porque implica que el Universo fue creado espontáneamente de acuerdo con las leyes de la ciencia y se expandió rápidamente".
        El científico indicó que de aceptarse esta condición de ausencia de fronteras "nos vemos conducidos a una visión profundamente diferente de la historia y de la relación causa y efecto. Según ella, no deberíamos seguir la historia del Universo de abajo a arriba, de pasado a futuro, porque ello supone que existe una sola historia con un punto inicial y una evolución bien definidas. Más bien deberíamos trazar las historias del presente hacia el pasado".