SEMILLAS DE 2000 AÑOS
ÁREA BIOLOGÍA
NEUFOFRONTERAS, 2-DIC-2005
SITO FUENTE www.neofronteras.com
ORIGINAL


Unos investigadores dirigidos por Sarah Sallon, del NMRC de Israel, consiguen hacer germinar unas semillas de palmera datilera de unos 2000 años de antigüedad. Los nuevos brotes miden unos 80 cm de longitud y ya tienen nueve hojas.
        El programa de investigación está orientado a la búsqueda de medicinas alternativas dentro de las actividades del centro dedicadas a la conservación del patrimonio biológico de Oriente Medio.

Palmeritas sanas procedentes de semillas de hace 2000 años. Foto: Sarah Sallon, NMRC
Palmeritas sanas procedentes de semillas de hace 2000 años. Foto: Sarah Sallon, NMRC

        Se desea comprobar si los nuevos árboles poseen propiedades medicinales que ahora no se encuentren en las palmeras actuales.
        En la antigüedad se usaban los dátiles como tratamiento medicinal en una amplia gama de enfermedades.
        Esta investigadora y sus colaboradores están ya comparando muestras de las nuevas plantas con palmeras modernas a través de análisis de ADN.
        Las semillas se encontraron en 1973 en una excavación en Masadá, un fuerte histórico donde los judíos resistieron las fuerza de asalto romanas en el año 73 de nuestra era. Sus habitantes, después de dos años de sitio, terminaron suicidándose antes que rendirse a los romanos.
        Según dataciones por radiocarbono las semillas tienen unos dos mil años de antigüedad. Las semillas fueron depositadas en un cajón hasta que algunas fueron solicitadas por Sallon, el año pasado.
        Solowey, directora del programa experimental de cultivos del NMRC para el desarrollo de plantas que crezcan bien en Oriente Medio, hizo un estudio sobre revitalización de la simiente que permitió encarar el reto de hacer crecer estas viejas semillas.
        El primer paso fue poner en remojo las mismas en agua caliente para que pudieran absorber líquidos de nuevo, y después en una mezcla de nutrientes y fertilizantes enzimáticos procedentes de algas.
        Las semillas fueron plantadas el 25 de enero pasado en un sustrato de tierra dentro de unas macetas y conectadas al sistema de irrigación. En marzo ya habían germinado y los brotes comenzaban a levantarse sobre la superficie.
        Desde entonces las plantas parecen crecer saludablemente. Ahora quieren repetir el experimento con otras semillas antiguas para saber si esto ha sido un golpe de suerte o se trata de una buena técnica de recuperación de plantas antiguas.
        Las palmeras datileras tienen pies de planta hembra y pies de planta machos. Sólo las hembras dan dátiles. Esperan que obtener una hembra que de fruto. Como tardan muchos años en desarrollarse las plantas modernas dedicadas al cultivo son analizadas mediante técnicas de ADN para así descartar a los machos.
        En esa región la palmera de Judea fue una fuente de comida, cobijo y sombra durante cientos de años y hay referencias sobre esta planta en la Biblia y el Corán. Estas palmeras desaparecieron de la región hace muchos años y las datileras que ahora se cultivan en Israel son plantas importadas de otros países de la región.
        Hasta ahora los investigadores han podido apreciar algunas diferencias morfológicas con las plantas modernas lo que las hace interesantes. Quizás algunos genes especiales desaparecieron hace tiempo lo que daría a estas palmeras grandes posibilidades en los cultivos de este tipo de árboles.
        El grupo de investigadores espera publicar sus resultados preliminares el próximo año.