MURAL MÁS ANTIGUO DE AMÉRICA
GRANDES INVESTIGACIONES
REDACTORES DE www.elcomercio.com.pe
www.elcomercio.com.pe, PERÚ, 10-NOV-2007
ORIGINAL


Título original: "Hallan en Perú el mural más antiguo de América"

Los descubrimientos indicarían que en el Cerro Ventarrón, a 4 kms de Pomalca, Chiclayo, está el origen de la cultura norperuana, unos 2 mil años antes de Cristo.

Nuevo hallazgo. El arqueólogo Walter Alva muestra la pintura precolombina más antigua del continente
Nuevo hallazgo. El arqueólogo Walter Alva muestra la pintura precolombina más antigua del continente

        Un santuario religioso que representaría la cuna de la cultura del norte del Perú, así como el mural más antiguo de América, fueron descubiertos en el cerro Ventarrón, ubicado en el Centro Poblado del mismo nombre, a cuatro kilómetros del distrito de Pomalca, en la provincia de Chiclayo, Lambayeque.
        Al hacer el sábado el anuncio del importante hallazgo arqueológico, el director del Museo Tumbas Reales de Sipán, Walter Alva, dijo que según los resultados del fechado radiocarbónico realizado en laboratorios Beta de los Estados Unidos, el templo tiene una antigüedad "de 4 mil años, es decir 2 mil años antes de Cristo".
        El arqueólogo agregó que pertenecen al período arcaico o precerámico tardío. "Esto significa que cuando se construyeron estos templos todavía no se fabricaba ceramios, pero tenemos un santuario con imágenes, con símbolos de arquitectura altamente desarrollada", enfatizó.
        El investigador lambayecano recordó que el monumento arqueológico, antes de que se iniciara la investigación el pasado 2 de agosto, era un complejo histórico casi totalmente destruido por la propia población de la zona. "Este monumento ha sido afectado en la tercera parte de lo que fue, por efecto de la extracción de material de construcción para adobe. Además había sido cortado por los pobladores para construir corrales", refirió.
        Alva agregó que entre 1990 y el 92 el monumento fue saqueado por profanadores que sin embargo no lograron penetrar a la estructura arquitectónica del templo, donde han surgido hallazgos como fragmentos de enlucido con pintura roja y blanca, "así como una escalera que nos llamó la atención porque normalmente en la arquitectura de la época formativa, época Cupisnique, Chavín o Chavinoide, todos los edificios son edificaciones simétricas que tienen una arquitectura muy bien elaborada".
        "Aquí lo que llama la atención es una esquina curva adaptada a la topografía del terreno, es decir hay un concepto arquitectónico que combina con los otros elementos a observar", indicó.

Adoratorio, sitio en el que se encontró la antigua pintura. Foto de Sandro Chambergo, peru21.com
Adoratorio, sitio en el que se encontró la antigua pintura. Foto de Sandro Chambergo, peru21.com

        Alva señaló que al limpiarse la primera fachada exterior del templo, se ha encontrado una arquitectura de contrafuertes, algo extraña, que no se ha visto en otros lugares. "Nos da la impresión como si fuera una especie de fortaleza medieval, solo como una comparación", acotó.
        Mencionó que cuando realizó el reconocimiento para la intervención arqueológica en este monumento, se encontró que no estaba construido con adobes, con piedras, sino con bloques de barro, sedimento de barro probablemente trasladado del río y puestos en esta zona.
        "Un sistema de construcción totalmente primitivo, muy temprano, muy original (...) no existe otro monumento en el norte del Perú que tenga esas características de construcción", aseguró agregando que pesar de tener un cerro al frente no usaron la piedra.
        Añadió que además usaron palos para establecer fachadas que después enlucían y en las que hacían trabajos de decoración. Walter Alva resaltó que durante el trabajo de investigación también se localizó una fachada que causó impresión, porque se trata de una decoración en bandas rojas y blancas que forman una especie de "V" que se dirigen en ambos sentidos.
        Explicó que se encontró también como una ofrenda, el esqueleto de un mono así como de un guacamayo con un collar de turquesas, puestos sobre el techo, como elementos de carácter ritual.
        Anotó que el hallazgo principal, donde se puede ver la que sería la pintura mural más antigua del continente americano con 4 mil años de antigüedad, consiste en la representación de una red multicolor y dentro la imagen de un venado. "Casi tenemos que descubrirlo, pero con una gran calidad artística", aseguró.
        Finalmente informó que en la parte alta del cerro se ha logrado descubrir dos templos más y restos de un muro, lo que demuestra que toda la zona ha sido escenario del desarrollo de la cultura Norperuana desde sus orígenes hasta la época Cupisnique, Chavín y las demás".
        "Tenemos en la parte alta del cerro Ventarrón, un monumento de la cultura Inca que oportunamente daremos a conocer", concluyó.